FANDOM



 La casa de los demonios es el capítulo 381 del manga Fairy Tail.

Portada

En la portada se encuetran Lisanna junto a Elfman, tomando algo en una especie de retaurante.

Sipnosis

Sayla ataca salvajemente a Mirajane

Sayla ataca a Mirajane salvaje mente.

El alboroto de Seilah continúa mientras asalta Mirajane frontalmente con Lamy y Lisanna tras cuestionar que ella ha perdido totalmente el control sobre sí misma. Atrapados en las garras de Seilah, Mirajane intenta una vez más hacerse cargo del demonio, pero no tiene éxito y Seilah le ataca. Angustiada al ver que hermana es atacada, Lisanna le grita a Seilah que se detenga, aunque Lamy salta rápidamente sobre ella, sujetándola y afirmando que la obligará a ver la derrota de su hermana. 

Al caer, Mirajane empieza a recordar la infancia junto a sus hermanos, y los problemas que tenían. Los tres habían vivido en un pequeño pueblo antes de un incidente en el que Mirajane trató de derrotar a un demonio que se situaba sobre la iglesia del pueblo, pero sin darse cuenta de que consiguió magia en el momento, usando su Take Over con la misma forma que la bestia; Sin embargo, ella no sabía cómo volver a la normalidad, y fue duramente despreciada por la gente del pueblo, ya que cree que es un monstruo. ​Tratando de defender a su hermana, Lisanna y Elfman le dijeron a los aldeanos que le debían una deuda a Mirajane por haberles salvado, aunque los habitantes del pueblo no estaban de acuerdo, diciendo que los tres obandonaran la ciudad para siempre. Como no tuvieron otra alternativa, los tres partieron, y pronto se encontraron con el gremio de Fairy Tail, y le pidieron al maestro actual del gremio, que si había alguna forma de deshacer la posesión a Mirajane. Makarov les explicó que Mirajane no fue en realidad poseía, si no que estaba usando una magia conocida como Take Over que puede poseer demonios; Al oír esto, los tres decidieron quedarse en el gremio.

Mirajane acepta sus poderes

Mirajane acepta su magia

Con el tiempo, Elfman y Lisanna se hizo amigos de los otros niños de su edad, aunque Mirajane estaba molesta por ser un monstruo y tener una magia que no quería, se mantuvo fría y aislada, y tuvo la elección de no hablar con nadie. Un día, después de ver lo feliz que ahora eran sus hermanos, ella decidió dejar Magnolia, pensando que es mejor no estar cerca de otros seres humanos. Sin embargo, antes de que pudiera salir, Elfman y Lisanna corrieron tras ella, mostrándole que ellos también habían aprendido Take Over para que ella no se sentiría tan sola. A pesar de que Elfman no dominara la técnica y de que el Take Over de Lisanna era de animales en vez de demonios, los dos declararon que siempre estarían a su lado y ella dijo que siempre les iba a proteger. Llorando, Mirajane felizmente regresó al gremio.

Elfman Golpea a Sayla

Elfman responde al llamado de su hermana.

En su batalla, re-motivada Mirajane, se arroja a los pies de Seilah, agarrándola  una vez más tratando de ganar alguna de sus habilidades. Comenzando a sentirse rara, Seilah manda lejos a Mirajane, y señala que se siente un poco agotada y indica que Mirajane es demasiado peligrosa para los demonios. Para erradicar a Mirajane, Seilah libera sus ojos de demonio, sin embargo, antes de que ella pueda tocar a  Mirajane, ella le pregunta que si su macro puede controlar a quien desee. Sobresaltada, Seilah se da cuenta de que Mirajane tuvo éxito en hacerse cargo de su maldición Macro, pero no tiene en cuenta de que solo ella puede controlar su propio cuerpo. Sin embargo, Mirajane revela que ella no estaba usando la Macro para controlar a Seilah; más bien, lo usó para controlar a Elfman previamente poseído para acudir en su ayuda. Entonces Elfman aparece rompiendo el techo con su Beast Soul controlado por Mirajane, y sin poder reaccionar, Seilah termina siendo aplastada y fuera completamente de batalla.  


Personajes

Según su orden de aparición:

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.