¡Bienvenidos a Fairy Hills! es un Omake del manga Fairy Tail. Fue llevado a la animación en el OVA 01.

Portada

En la portada a color aparecen Lucy Heartfilia disfrazada de gato y Happy a su lado durmiendo.

Sinopsis

Cierto día Lucy encuentra una misión en el tablón de anuncios en la cual se pide la colaboración de alguna chica para encontrar un objeto perdido. El anuncio también dice que no se dará recompensa por el trabajo, por lo que Lucy decide preguntarle a Nab qué es ese extraño anuncio. El mago le dice que puede ser una broma, sin embargo a Lucy no le convence esa explicación. Entonces Mirajane consulta el libro de peticiones y le dice que no es un anuncio oficial pero que tiene una dirección a la cual podría ir.

Lucy llega a Fairy Hills

La dirección del anuncio resulta ser la que lleva a los dormitorios femeninos del gremio, Fairy Hills. Al llegar allí, Lucy comienza a quejarse pues si hubiera sabido que existían no se hubiera ido a un alquiler de 70.000 Jewel.png al mes. En ese momento aparece una señora mayor que le dice que el precio por habitación son 100.000 Jewel.png al mes y que no cabe negociación alguna. La anciana la mira y decide saltar encima de ella para corroborar que es mujer y una vez que lo hace, le pregunta si está allí por el trabajo.

Lucy vestida de gata

Sin esperar respuesta, la anciana se presenta como Hilda y le dice que es la que cuida esa casa además de la clienta del trabajo. Lucy le dice que no quiere encargarse del trabajo pues no tiene recompensa, a lo que Hilda responde preguntándole si le está tomando el pelo. Lucy se enfada por la insistencia de la anciana y le dice que debería pedirle el favor a cualquiera de las chicas que viva en la residencia. Hilda le responde que no puede hacer eso pues no quiere que ellas sepan de ese trabajo. Lucy le pregunta qué es lo que ocurre, sin embargo la anciana la ignora y le pregunta si hará el trabajo o no. Finalmente Lucy decide aceptar la petición y Hilda le dice que no es tan difícil su tarea. Entonces le muestra un traje de gata a la maga y le dice que debe ponérselo, algo que ella no quiere hacer. Tras un rato de forcejeo con la anciana, Lucy acaba disfrazada de gata, algo que le da mucha vergüenza al ser dejar al descubierto gran parte de su cuerpo. Sin embargo, la anciana no la escucha y le dice que además debe decir "Mew" (maullido de los gatos) al final de cada frase. Sumamente avergonzada, Lucy le dice que se irá a casa, a lo que la anciana contesta que si lo hace deberá dejar de ser maga por no cumplir un trabajo. Entonces Lucy decide que lo hará por su orgullo como maga de Fairy Tail aunque siga estando avergonzada por su vestimenta.

Hilda le dice a Lucy que deberá encontrar un tesoro que brilla mucho en Fairy Hills y que además no podrá decirle nada a las chicas que viven allí. Lucy le pregunta el porqué, sin embargo antes de que la anciana pueda responderla aparece Erza por una de las ventanas del edificio preguntándole qué hace allí. Lucy le pregunta a Erza si ella vive allí, a lo que ella responde que sí al igual que otras magas del gremio. Entonces Lucy se gira a hablar con la anciana sin embargo descubre que ha desaparecido por completo, algo que la sorprende mucho. Lucy vuelve a la conversación con Erza y le dice que estaba explorando el lugar, a lo que Erza le responde que le ayudará con ello.

Habitación de Levy

Erza comienza a enseñarle el edificio y todas las habitaciones. La habitación de Levy está lleno de libros, la de Bisca está lleno de animales exóticos y la de Juvia, según Lucy, es el más normal de las habitaciones. Por otro lado la de Erza está llena de armaduras y armas que no se lleva con ella a las misiones, pues según le explica ella el espacio en el que guarda las armaduras con las que se Re-Equipa es limitado. Erza decide que deben tomar un descanso y entonces ella invita a Lucy a tomar un baño con las otras chicas, sin embargo Lucy le dice que ella quiere mirar un poco más. Erza comienza a irse diciéndole que puede descansar en su habitación si está cansada, mientras que Lucy piensa en la misión que le han encomendado. En ese momento, Hilda aparece detrás de ella preguntándole si ha encontrado lo que le pidió. Lucy le pregunta donde perdió el tesoro y Hilda dice que ella cree que era un lugar oscuro. Lucy sugiere puede que esté en el ático y le pregunta si quiere ir, sin embargo Hilda le dice que no puede seguirla debido a problemas de espalda, por lo que Lucy debe ir sola.
Ya en el ático, Lucy descubre algo brillante y cuando se va a acercar a verlo, descubre que es un agujero que permite ver el baño de las chicas en el cual se encuentran ellas actualmente.

Lucy encuentra el tesoro

Lucy comienza a quejarse y mira hacia el techo del ático, donde descubre un mapa de Fairy Hills pegado. Al fijarse bien descubre que el rayo de luz apunta a una zona concreta del mapa por lo que piensa que puede ser la ubicación del tesoro.

Lucy va hasta el punto indicado en el mapa y tras escavar un rato logra encontrar el tesoro por fin, el cual está encerrado en una caja. Lucy comienza a llamar a la anciana, sin embargo no aparece ella sino Erza la cual le pregunta sorprendida qué es lo que ocurre. Lucy le dice que está buscando a la dueña de los dormitorios, a lo que Erza responde un poco sorprendida que ella murió seis años atrás. Entonces Erza se da cuenta de la caja que tiene Lucy y las dos deciden abrirlo, descubriendo poco después que hay muchas joyas dentro de la caja.

Erza recordando a Hilda

Erza se emociona al verlas y comienza a contarle a Lucy la historia de Hilda. La anciana siempre estaba molestando a las chicas de Fairy Tail diciéndoles que renunciaran a convertirse en magas puesto que ella se preocupaba mucho por las jóvenes. Un día, llevó a Fairy Hills algunas joyas de juguete que iban a ser divididas entre las chicas, sin embargo no había suficientes para todos, por lo que Erza decidió no coger su parte diciendo que ella no quería que esos juguetes. Esa noche, la abuela Hilda visitó Erza en su habitación y con una sonrisa en su cara, le dijo que le daría sus joyas reales cuando ella creciera. Erza le dijo que ella ya había crecido, pero la abuela Hilda respondió que cuando creció más alto y su pecho más grande, una princesa gato y dar sus joyas reales debido al gesto que había tenido antes. Al día siguiente, Hilda murió y no se las dio, sin embargo con lo que había hecho Lucy ella ha descubierto que la anciana sigue cuidando de ellas.

Erza decide dividir las joyas entre las chicas del dormitorio y también darle un poco a Lucy, ya que ella era la "princesa gato" que trajo las joyas. Lucy sonríe y ve que el papel con la misión de su bolsillo está desapareciendo, pensando que fue enviado desde el cielo. Sin embargo, no es lo único que desaparece pues la ropa de Lucy también lo hace dejándola totalmente desnuda.

Personajes

Según su orden de aparición:

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.